“La ciudad más hermosa del Danubio”, con esa frase la describe Claudio Magris, escritor italiano  ganador del Premio Príncipe de Asturias.

La primera impresión tal y como llegas es increíble y te das cuenta enseguida de porqué es considerada una de las ciudades más bonitas de Europa , y como no,  rival de Praga y Viena para competir por el título de la joya de Centroeuropa.

Para visitar Buda recomiendo cruzar a pie el Puente de las Cadenas y subir al castillo con el funicular,  desde allí, puedes observar Pest a tus pies. 

Un conjunto de monumentos preciosos forman el conjunto arquitectónico de Buda : el Castillo, el Bastión de los Pescadores y la Iglesia San Matías, sede de bodas y coronaciones reales, una de las más importantes fue la de Carlos IV. 

Cuando viajo me gusta ir a los lugares de moda y es este caso no podía faltar conocer el Mercado Central. Un edificio bonito donde en la planta alta hay puestos de comida, riquísima y a muy buen precio. Me encantó poder compartir  mesa con gente local !!!!

     

Si hay algo que no puede faltar en Budapest son los dulces, a media mañana, como postre, para merendar … seguro que encuentras tu momento para poder degustar sus pasteles. Hay 2 lugares impresionantes, la pastelería Gerbeaud, difícil de escoger por su inmensa carta y el precioso Café Nueva York, donde mientras comes contemplas la gran belleza del local y puedes escuchar música en vivo.

          

Otro lugar que no puedes dejar de visitar es el balneario Széchenyi. Me encantó donde está ubicado, lejos del centro de la ciudad, en un parque donde se encuentra otro maravilloso edificio , el Castillo Vajdahunyad. 

Es increíble lo relajada que sales, será por la belleza del balneario, será por sus cálidas aguas, será  por el paseo del parque …..

 

Llega la noche y ves otra ciudad completamente distinta. Estos edificios que tanto te impresionaron te día, te dejarán boquiabierta por la noche por la gran iluminación que les decora. 

La mejor manera de poder verlos todos es paseando por el Danubio, mientras te ofrecen un Champagne local buenísimo te van contando los secretos de cada uno de ellos.  También  puedes optar por una cena Gourmet. Dios !! Que bonito es el Parlamento. 

 

Y …. Qué no puede faltar en un viaje de chicas ? Las compras !!!!    Pasear por la avenida Andrássy es una maravilla. Justo donde se encuentra el majestuoso edificio de la Ópera se encuentran las tiendas más exclusivas de la ciudad.   Otra calle es la peatonal  Váci Utca, con tiendas más asequibles y donde podemos comprar artesanía húngara.

Espero os haya gustado y os animéis a conocerla con nosotras y podamos brindar juntas en el Danubio.

 

DJC