Marrakech – 7 al 10 Junio 2019.

Fuimos sólo 4 mujeres, pero desde el primer momento  supimos que sería un viaje muy especial, y así lo fue.

Para ellas había 2 novedades : Viajar con otras mujeres y Marrakech.

 Día 1 – Llegamos pronto por lo que ya pudimos tener un primer contacto por la Medina y su fantástico Zoco, nos faltaban ojos para tanto color y tantas cosas bonitas. Estuvimos paseando y haciendo unas primeras compras, algo que no te puedes resistir en Marrakech. Llegamos a la famosa plaza Jemaa el Fna, tan diferente de día a la noche, pero me encanta en todos sus momentos.

Comimos en una terraza de la Plaza y así poder contemplar las idas y venidas de los vendedores ambulantes, los encantadores de serpientes y los turistas fascinados con tanto movimiento.

A media tarde nuestro chófer nos llevó hasta el Desierto de Agafay, está a 40′ de la ciudad y es una experiencia que siempre la propongo en todos mis viajes a Marrakech, puedes ver la puesta sol a los lomos de un camello y en nuestro caso cenamos a la luz de las estrellas.

Día 2 – Tras un suculento desayuno empezaba nuestra larga jornada. Un guía nos vino a buscar para empezar nuestra visita a la ciudad, manera de conocer todos sus rincones y su historia … El Palacio Bahia, Las Tumbas Saidies y recorrimos el Barrio Judio.

Ya por nuestra cuenta fuimos a dos lugares que no puedes dejar de visitar si vas a Marrakech : El Museo Yves Saint Laurent y Le Jardin Majorelle.

Museo impresionante donde conoces  toda su trayectoria y puedes contemplar sus vestidos más emblemáticos según sus etapas y momentos.  Y el jardín, nos fascina ese azul tan intenso y tan fresco a la vez que donde encontrarás plantas de todo el mundo.

La foto de la escalera no puede faltar en tu album.

Un Hamman y un masaje nos estaban esperando en el Riad, genial para poder recuperarse.

Esta noche llevé a las chicas a conocer la otra Marrakech. Cogimos un  Tuc Tuc, recorrimos la Medina por las estrechas callejuelas llenas de vida hasta llegar al gran contraste de las  grandes avenidas.

Un lugar que nunca falta en mis viajes a Marrakech es el Restaurante Jad Mahal, me encanta este lugar, su comida y su tradicional espectáculo de la danza del vientre pero hay que quedarse porque a media noche empieza el concierto de música en vivo, donde no  podrás resistir  bailar y cantar sus magníficas canciones.

Día 3 – En este caso teníamos un día más por lo que decidimos ir al Atlántico y conocer el famoso pueblo pesquero de Essaouira.  A 2 horas de camino se encuentra esta fantástica población, gran playa y un Medina muy acogedora.

Buen lugar para comer buen pescado y marisco.

Día 4 – Último día y lo dedicamos a recorrer la Medina. La Plaza de las especies, el Zoco ….Nos fascina a las mujeres. Que rápido nos pasa el tiempo en este lugar !

Un finde lleno de emociones y muchas risas.

Hasta pronto chicas !!

DJC